top of page

Manejo eficiente de tus finanzas personales.

“Un presupuesto te indica a dónde va tu dinero, en lugar de preguntarte a dónde se ha ido”. John C. Maxwell.

1.Categoriza los gastos.

La adecuada clasificación de los gastos nos permitirá entender de una manera sencilla en que tipo de categorías estamos destinando nuestros recursos. De igual manera podremos detectar a tiempo “desagües” o salidas de dinero que no tienen alguna justificación clara.


2.Elabora un presupuesto personal y familiar.

Debes tener muy claro cuales son todos tus ingresos y gastos mensuales para así realizar una planeación efectiva.

El primer presupuesto que armamos es muy “teórico” pues no tenemos en cuenta diversos gastos que se van presentando a lo largo del mes, con el paso del tiempo nuestro presupuesto será mucho más preciso.


¿No sabes como elaborar un presupuesto? A continuación encontrarás un formulario de Google en el cuál a través de preguntas podrás elaborar tu presupuesto de gatos mensuales los cuales se encuentran organizados por categorías. O también podrás descargar un archivo de Excel para que puedas elaborar tu presupuesto en el.


 
Presupuesto personal
.xlsx
Descargar XLSX • 23KB

3.Lleva registro diario de todos los gastos o ingresos que se generen durante el día.

Para llevar un mejor control de nuestras finanzas es fundamental llevar un registro diario de todo el dinero que gastamos en el transcurso del día. Esta actividad es sumamente importante para poder saber si se está cumpliendo el presupuesto mensual que previamente hemos diseñado. Esta tarea no debe tomarte más de 15 minutos.

4,Ten claro cuales son tus gatos fijos mensuales.

Conocer el porcentaje de los ingresos que destinamos a cubrir los gastos fijos nos facilitará definir el presupuesto que se destinará para el ahorro; pues podremos disminuir parte de los gastos variables innecesarios en nuestro presupuesto.


5.Crea un fondo de emergencias.

En cualquier momento nuestras fuentes de ingreso se pueden ver amenazadas y el flujo de efectivo a nuestra disposición disminuirá o desaparecerá; por dicha razón debes tener una reserva que te permita sobrellevar las temporadas de escasez. Ten en cuenta que por lo menos debes cubrir tus gastos fijos y parte de los gastos variables.


6.Utiliza la tecnología a tu favor.

Puedes crear plantillas en Excel para registrar todas los gastos e ingresos generados. En la Play Store y la App Store existen varias aplicaciones especializadas en el manejo de tus finanzas personales; a continuación te compartiré los enlaces a algunas aplicaciones útiles que te ayudarán a llevar un registro y control de tus finanzas.

7.¿En serio lo necesitas?

Debes evitar comprar cosas por impulso, antes de tomar una decisión de compra debes analizar si el artículo que deseas adquirir en serio es útil o altamente necesario. Responde a esta pequeña pregunta: ¿Mi vida desmejoraría si no tengo dicho producto? Si la respuesta es NO, evita realizar la compra.


8.Elimina los "gastos hormiga".

Son los gastos “innecesarios” y pequeños que realizamos en nuestro día a día; por lo general no los tenemos contemplados en nuestro presupuesto [Botellas de agua, Confites y Propinas]. Estos gastos suelen ser pequeños caprichos que tenemos en el momento.


9.¿Cuánto efectivo llevar?

Lleva solo el dinero que necesitas para sobrellevar el día (transporte, almuerzo) y cubrir algunos imprevistos.

Si llevas más dinero de la cuenta probablemente lo termines gastando en productos que no necesitas. Aprende a utilizar las tarjetas débito de forma efectiva; NO RETIRES todo tu salario apenas lo consignen.


10.Ahorra para cumplir tus objetivos.

Es importante siempre tener un fin en mente para el dinero que estamos ahorrando para así motivarnos a continuar con este buen hábito (Estudios, viajes, algún producto que deseemos y/ necesitemos). Dependiendo el monto a ahorrar lo puedes hacer en tu casa o en alguna entidad financiera. Mientras más cerca estemos del objetivo más fácil nos será ahorrar. El que tiene el dinero, tiene un gran poder de negociación.









11,Controla tus deudas.

Los créditos per se no son malos pues nos permiten acceder rápidamente a bienes o servicios que necesitamos con urgencia y no podríamos adquirir con nuestros recursos actuales. El problema principal de los créditos es que las personas no los saben manejar de forma eficiente. El valor de todas las cuotas que debes pagar no deberían superar el 35% de tus ingresos mensuales, si es así es probable que en algún momento tus finanzas colapsen.









Espero que estos consejos te sean de gran utilidad para llevar un mejor control de tus finanzas.


Autor: Andrés Felipe Salcedo Gutiérrez.

Comments


bottom of page